Aquesta web utilitza les cookies _ga/_utm propietat de Google Analytics, persistents durant 2 anys, per habilitar la funció de control de visites úniques amb la finalitat de facilitar-li la navegació pel lloc web. Si continua navegant considerem que està d'acord amb el seu ús. Podrà revocar el consentiment i obtenir més informació consultant la nostra Política de Cookies.

Cada jardín es un espacio único, un refugio para disfrutar los 356 días del año. A la hora de diseñarlo, el confort del cliente y las necesidades del lugar, deben estar en sintonía para un resultado perfecto. En esta sesión, en la que contamos con la presencia de Jaime Rumeu de Pia Paisajismo, aprendimos las claves para un buen diseño de jardines. 

Pia Paisajismo es un estudio de diseño de jardines de Madrid formado por un equipo de ingenieros agrónomos y paisajistas. Jaime Rumeu, socio y proyectista del estudio, nos mostró  a través de tres ejemplos diferentes, cómo afrontan los diseños en sus proyectos. El primer paso y fundamental, son las condiciones de la persona que lo habitará, entender lo que quiere y cómo es él: estilo, grado de mantenimiento, los usos, y las características de adaptación al clima…

El primero de los trabajos que nos presentaron, fue el de un ático, para un cliente con un perfil masculino, soltero, y al que le gusta llevar gente a casa. Se crearon diferentes zonas, como un espacio de salón en la parte sur, con un sofá tipo lounge, una ducha exterior, o una zona de cocina y barbacoa, siempre teniendo en cuenta la perspectiva. El componente vegetal, desde el punto de vista del estudio, tiene que tener siempre un gran peso, de forma que aunque se trate de una terraza, parezca un jardín. En todo proyecto es importante dejar zonas limpias, abiertas para que se vayan descubriendo nuevos usos y el espacio pueda evolucionar con el tiempo.

El segundo proyecto que mostró era el de un jardín a dos alturas y piscina, en un piso bajo. El estudio lo  remodeló totalmente, cambiando la piscina y añadiendo vegetación como el principal elemento. El espacio se pavimentó con micromortero, y se dejaron las zonas de cerramiento muy despejadas, colocando la vegetación en los perímetros y creando también una pérgola. El resultado fue un jardín diáfano, que aunque pavimentado, no parece un patio, y que se disfruta también desde el interior de la casa.

Y para finalizar, Jaime nos enseñó otro proyecto diferente, un jardín de 1500m2 en Pozuelo de Alarcón. En el momento de diseñar la entrada se afronta de manera sencilla, sin efectismo, y se creó una composición con plantas que dieran estructura, textura y despuntes con notas de colores azules. En el jardín principal, sigue la continuidad de la entrada, generando volúmenes con las mismas tipologías de plantas, y se coordinan con los diferentes pabellones y sistemas de plataforma que dan profundidad a los espacios.

A continuación, Vicente Roselló de Tarimatec, nos presentó las ventajas de los productos de la marca que proporcionan soluciones específicas para la intemperie. Seguidamente, Tobías Madueño de Supratex, hizo un pequeño repaso a sus textiles para exterior, resistentes y con fácil mantenimiento y limpieza. La última intervención individual fue la de Ana López de Faro Barcelona, que nos dio tips para la iluminación de espacios exteriores y nos explicó qué tipo de luminarias son las adecuadas para cada espacio.

Después del café, se pasó al debate con la participación de todos los asistentes y las preguntas del público.