Aquesta web utilitza les cookies _ga/_utm propietat de Google Analytics, persistents durant 2 anys, per habilitar la funció de control de visites úniques amb la finalitat de facilitar-li la navegació pel lloc web. Si continua navegant considerem que està d'acord amb el seu ús. Podrà revocar el consentiment i obtenir més informació consultant la nostra Política de Cookies.

Para Carlos Tomás los límites entre la arquitectura, el interiorismo y el diseño de objetos no existen. Nombrado uno de los AD 100 de este año por ser un referente de estilo, a Carlos le gusta romper reglas, reinventarse, encontrar una oportunidad donde hay una restricción y conseguir lo máximo con lo mínimo.

Este estudio madrileño de interiorismo y arquitectura, nace de la experiencia de su fundador, Carlos Tomás, después de trabajar durante 6 años como arquitecto en Lausanne. En cada proyecto trabajan para conseguir lo más obvio, pero también lo más difícil, encontrar  la solución que le es propia.

En la sesión online que celebramos el pasado día 25 de febrero, Carlos nos explicó su visión del interiorismo a través de tres tipos diferentes de proyectos: dos diseño de hogar, unas oficinas y un hotel.

El primer proyecto que nos enseñó, fue una vivienda en la que la solución de distribución está pensada en el contexto del interiorismo. La importancia del color y la variedad de materiales es tan relevante que acompaña en el recorrido, y ayuda a entender el espacio: el color verde para los espacios de día y el color terracota para los espacios de noche.

En la siguiente vivienda, se dio mucha importancia a la gestión de la luz y la continuidad espacial. Se creó un espacio neutro, en el que no se quería perder el estilo industrial, un minimalismo  con un toque de color que genera calidez y compensa el aspecto austero que a priori pudiera presentar esta vividenda. Una vez más vemos uno de los elementos esenciales para el estudio, hacer estéticos hasta los elementos más prácticos.

A continuación, Carlos nos presentó las oficinas que realizaron para la revista AD, proyecto que ha supuesto un punto de inflexión en su carrera. Fue vital el uso del color, la materialidad y la continuidad que proporciona el suelo vinilico. También se utilizó el textil, el auténtico protagonista, y que fue fundamental para generar la circulación de los espacios. La entrada es muy teatral, y da paso a un espacio diáfano, con carácter, con colores cálidos, que es la oficina, equipada con mobiliario customizado.

Por último, nos presentó un hotel boutique en el que está trabajando el estudio, que supone un salto de escala, pero siguiendo la misma metodología de trabajo. La elección de todos los materiales y productos, hasta el más pequeño, es muy importante. Su ubicación, en un edificio emblemático construido en ladrillo, articula el discurso del diseño interior, ya que es un material que puede dar muchas posibilidades también en la época actual. 

Contamos también con la presencia en la sesión de tres marcas de docontract MAD. En primer lugar, Tobías Madueño de Supratextil,  quien nos enseñó algunos proyectos realizados con sus tejidos sostenibles, que se adaptan a la perfección a las necesidades de los interioristas. Oriol Ventura, de JG Open Systems, nos habló de la capacidad de sus productos de adaptarse a la identidad de la marca, trabajando en proyectos junto a interioristas, arquitectos o diseñadores. Y para terminar, Edgar Ariza de  Carinbisa nos mostró algunos proyectos en los que han trabajado aportando soluciones técnicas en  madera, con un resultado excepcional.