Esta Web utiliza cookies de terceros de publicidad comportamental propiedad de Google, persistentes durante 2 años, para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Si lo desea puede cambiar su configuración en exclusión de Google Analytics.

Arte y artesanía que hablan del entorno y la naturaleza del trópico, aportando singularidad a un hotel con una fuerte identidad de marca. En el proyecto del AC Punta Cana by Marriott, el equipo de Requena y Plaza ha conseguido potenciar esta identidad y al mismo tiempo proporcionar una experiencia local al cliente.

En la sesión que realizamos en nuestro showroom docontract MAD el pasado 24 de noviembre, contamos con la presencia de Marianela Rivas, interiorista senior en el reconocido estudio Requena y Plaza, que nos presentó su proyecto para el AC Punta Cana by Marriott. Fundado en 1987 por Juan Luís Requena y José Francisco Plaza, el estudio cuenta con una experiencia de más de 1000 proyectos realizados. Para este proyecto se han encargado del diseño de los interiores, exteriores y de la supervisión de obra. El mobiliario ha sido también diseñado por ellos y se ha desarrollado en parte in situ con productores locales.

El proyecto tenía como puntos de partida el carácter de la marca del hotel y el lugar en el que está ubicado. Para empezar, el estudio debía situarse en el contexto, identificando los elementos característicos de la zona, las raíces, la identidad y el carácter. Como resultado, se inspiraron en la naturaleza, la arquitectura tradicional local y la artesanía. Elementos de la agricultura como la caña de azúcar, el cacao y el café, no podían faltar en la iconografía del hotel. Para el segundo punto, la identidad de la marca AC, se partía ya con unas directrices muy bien definidas. El carácter urbano de los hoteles de la cadena, en los que la parte de negocio está muy presente, se combina también aquí con el ocio y la relajación.

Para plasmar en el diseño todos estos inputs, el equipo de Requena y Plaza utilizó texturas, materiales naturales y locales, arte y artesanía de la zona. Para el mobiliario se ha buscado una gama de productos que identifique a la marca, caracterizada por piezas sobrias y elegantes. Todos estos elementos los vemos aplicados especialmente en el lobby, un gran espacio único que se ha diseñado según las necesidades de la cadena, utilizando delimitaciones espaciales y diferentes tipos de equipamiento para crear la zonificación. De esta manera, se generaron diferentes zonas y circulaciones: áreas más recogidas, áreas para trabajar o para comer, divididas algunas veces mediante celosías. Estas piezas dividen sin cerrar los espacios, mantienen la conexión y han sido creadas artesanalmente con materiales naturales. En el arte, que encontramos en todo el hotel, también podemos descubrir ese sabor local, como en la pieza colocada en la pared de recepción donde se ven representadas semillas que podrían ser de la planta del cacao.

La zona más destinada a los negocios, donde se encuentran las salas de reuniones, se encuentra un tanto independizada. Cuenta con una zona de espera propia, como un pequeño lobby, muy elegante y reflejo claro de la identidad de la marca hotelera en los colores sobrios. Las salas, totalmente equipadas para poder hacer reuniones internacionales online y presenciales, se han revestido con panelados y estructura de estanterías en madera y obras de arte local. En el gimnasio encontramos también una estética muy característica de AC, con la incorporación de un gran mueble mural en madera, y una vez más con obras de arte local escogidas con cuidado. 

Las habitaciones en los hoteles AC de todo el mundo son prácticamente prototípicas. Las lámparas por ejemplo suelen ser de formas rectangulares, o los cabeceros neutros y discretos. El estudio se valió una vez más de las obras de arte colocadas en cada una de ellas como elemento identificador del contexto del hotel, como por ejemplo una gran imagen de la caña de azúcar, origen del desarrollo del país.

Al finalizar la presentación de Marianela, contamos también con la presencia de tres de nuestras marcas, representadas por Teresa Font de Soane Arauco, Tobías Madueño de Supratex y José Angosto de ™ Sillerías. Teresa Font nos presentó ejemplos de la aplicación de sus tableros en hoteles realizados recientemente, como el Gran Palladium Sicilia o el Hotel Idou Anfa en Casablanca. A continuación, Tobías Madueño nos explicó cómo fue su experiencia trabajando para un resort en la isla de Holbox con los medios locales, y nos dio consejos para exportar productos internacionalmente. Para finalizar José Angosto nos presentó el mobiliario realizado totalmente a medida para el Gran Palladium Jamaica Resort, que abarcó todas las zonas de interior y exterior.

Después de sus presentaciones se pasó al coffee networking, y posteriormente, nuestra showroom manager Nadia Maranz dio paso al debate con la participación del público.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER